Ataque de pánico

Un Ataque de pánico es un ascenso súbito del miedo, que suele alcanzar su pico máximo dentro de los 10 primeros minutos.

Durante estos episodios, la cabeza se llena de preguntas, sin respuesta que circulan  a toda velocidad:

¿Qué me está pasando? ,¿Por qué a mi?, ¿Qué va a pasar ahora?, ¿Me voy a desmayar? ¿Dónde esta el hospital mas cercano?

Este cúmulo de preguntas que se suceden a gran velocidad aumentan la sintomatología física asociada a la ansiedad llegando a la últimas dos  preguntas aterradoras ¿Estoy loco o loca? ¿Me voy a morir? No, estas sufriendo un Ataque de Pánico

En el Centro Andaluz de psicoterapia somos especialistas en el tratamiento de los ataques de pánico en Granada

Causas

La causa es multifactorial, en las posibles causas intervienen:

predisposición genética, estilo educativo, variables personales, Historia personal (eventos traumáticos), personalidad predominantemente ansiosa (sin estrategias para canalizarla)

Factores de mantenimientos

1. Interpretación incorrecta entre los  síntomas y sus causa

Existe una influencia reciproca entre la activación física (síntomas de ansiedad) y la interpretación (consciente o inconsciente) que hacemos de las reacciones de nuestro cuerpo.

Si las  interpretaciones derivan en conclusiones catastróficas para nosotros, por ejemplo, “Me voy a morir” provocan ansiedad y pánico

2. Creación de rituales no eficaces y mecanismos de evitación

Estas interpretaciones y sintomatología determinan las cosas que hacemos (Salir siempre acompañados, llevar con nosotros ciertos números de teléfono, etc.) o impiden que hagamos cosas: Mecanismos de evitación: Evitamos lugares o situaciones.

Estas decisiones que tomamos provocan un alivio inmediato, pero no nos ayudan a superar el problema, ya que, en muchos casos generan dependencia.

3. Miedo generalizado

Miedo a reacciones físicas normales: todos los estados físicos naturales del organismo se vuelven objeto de temor.

Síntomas

  • Palpitaciones, sacudidas del corazón o elevación de la frecuencia cardíaca.
  • Sudoración.
  • Temblores o sacudidas.
  • Sensación de ahogo o falta de aire.
  • Sensación de atragantarse.
  • Sensación de desmayo.
  • Opresión o malestar torácico.
  • Náuseas o molestias abdominales.
  • Inestabilidad, mareo o desmayo.
  • Despersonalización.
  • Miedo a perder el control, a morir o a volverse loco.
  • Parestesias (sensación de adormecimiento u hormigueo en manos, pies, partes de la cara, etc.).
  • Escalofríos o sofocaciones (calor).

¿Como te podemos ayudar?

  • Valoración médica para descartar cualquier problema orgánico
  • Fase de recogida de información para determinar las particularidades de tu ansiedad en concreto y te proporcionaremos información sobre ella y analizaremos los mecanismos que la mantienen.
  • Usaremos técnicas dirigidas a modificar las interpretaciones erróneas que puedas tener acerca de situaciones, personas o estados de activación.
  • Valoraremos tus respuestas físicas y te daremos recursos alternativos para controlar tus síntomas.
  • Las emociones, juegan un papel fundamental en este proceso, determinando conductas, motivaciones y actitud para enfrentarnos a nuestra ansiedad. Haremos en Entrenamiento en habilidades Emocionales.